El cuidado de las manos y uñasEmpecemos por conseguir la suavidad de las manos. Par ello sólo necesitas un poco de miel, azúcar y jugo de medio limón. Deberás mezclar todos los ingredientes y frotarlo por las manos hasta que el azúcar se disuelva. Luego enjuágate con agua tibia y ya verás que buenos resultados obtienes. Se puede aplicar 2 ó 3 veces por semana.


Si tienes las manos secas y deshidratadas, mezcla un poco de crema hidratante, una yema de huevo y un poco de aceite en un recipiente. Remueve la mezcla hasta que se forme una masa de color amarillo y extiéndela sobre las manos con la ayuda de una brocha. Déjala actuar durante 15 minutos y después retírala con una toalla de papel. Aunque la mezcla se aplique fría, pronto irás notando cómo se calienta.


Ahora hablando de tu uñas, si ellas han empezado a adoptar un color un tanto amarillento, para blanquearlas, remójalas en un recipiente de agua con unas gotitas de agua oxigenada aproximadamente durante unos 15 o diez minutos. Hazlo una vez a la semana y verás cómo se acaba tu problema.


Si tienes unas uñas débiles y que se parten con facilidad en un recipiente, mezcla una yema de huevo, dos cucharadas de aceite de ricino, dos de sal, una de miel líquida y una cucharadita de germen de trigo. Vierte la mezcla en un frasco y colócalo en la nevera. Dos veces por semana, con un pequeño pincel, unta tus uñas con el endurecedor y tus uñas recobrarán un aspecto sano y fuerte.


Publicado en Tips de belleza por Irma Ocampo

Comentarios

Artículos relacionados: