Hay un gran número de formas mediante las que usted puede mejorar su fuerza física y resistencia. Esto hace posible mejorar su rendimiento en diversas actividades deportivas, y para transportar objetos más pesados por un período de tiempo más largo. Los productos naturales y el entrenamiento personal son levemente diferentes, pero éstos se pueden combinar para conseguir el mejor de ambos mundos.


La fuerza física afectará cuánto peso puede levantar y cuánto trabajo puede hacer. La resistencia afectará cuánto tiempo puede levantar un peso, o cuánto tiempo puede hacer una tarea física.


Encontrar el entrenador personal adecuado

Enhorabuena, has tomado la decisión de ponerte en forma. Ese es un gran primer paso, y uno de los que debería estar orgulloso. Su segundo paso es realmente caminar en un gimnasio o gimnasio. Y si no está seguro de qué hacer, puede sentirse tan intimidante como su primer día de escuela secundaria.


Muchas personas en esta situación contratar a un entrenador personal para ayudarles a empezar. Un entrenador puede mostrarle todo el gimnasio, enseñarle cómo usar el equipo, llevarle a través de entrenamientos, y ayudarle a llegar a metas y estrategias alcanzables. Pero los entrenadores personales no están reservados para Principiantes. Los entrenadores también pueden ayudarle a prepararse para una competición, una carrera, o simplemente superar un punto de fusión.


Si vas a invertir tiempo, dinero y confianza en una persona para guiarte en la dirección correcta, entonces necesitas hacer la elección correcta. Golpear el chico o chica más cercano no puede resultar tan grande si usted descubre que sus cerebros están todos en sus bíceps!


Los Entrenadores personales se pueden encontrar en cualquier lugar, que es bueno y malo. El punto de contacto más común y generalmente más conveniente es su gimnasio local. La mayoría de los gimnasios tienen un ejército de entrenadores dispuestos a ayudar. Especialmente durante esta época del año, la mayoría de los gimnasios tendrán promociones para ayudarle a ahorrar dinero por adelantado.


Si usted prefiere trabajar en casa, mira en la contratación de un entrenador personal privado. Una simple búsqueda de Internet para los instructores privados en su área por lo general a su vez algunos prometedores candidatos locales. La contratación de un entrenador privado es una ruta más cara, pero a menudo es más conveniente. Sin embargo, si usted va esta manera, cerciórese de preguntar si el equipo será proporcionado.


Una vez que tenga un candidato en mente, use estas cinco reglas para determinar si son un ajuste para usted. Si no, no tenga miedo de seguir comprando hasta encontrar a alguien que lo es.


Uso de productos naturales como el ginseng, el polen y la jalea real

La sabia naturaleza, en su amplia gama de productos, nos ofrece muchas opciones para potenciar el entrenamiento físico. Entre estos complementos naturales, eficaces para incrementar el rendimiento y conseguir una ayuda extra a la ejercitación, encontramos el ginseng, el polen y la jalea real. Como primera opción tenemos al Ginseng coreano, una raíz de origen chino que tiene funciones adpatógenas, es decir, que estimula las funciones naturales del cuerpo mediante su contenido de ginenósidos activos. Su utilización colabora en la recuperación de energía pudiendo causar una mayor sensación de hambre y sueño.

El Ginseng siberiano (eleuterocco), también actúa como adaptógeno y es usado por deportistas de resistencia para retrasar la fatiga y mejorar la recuperación tras el esfuerzo físico. Ginseng indio (ashwaganda), tiene efecto antifatiga y regula el sistema inmune.

Ginseng español (romero), nos brinda una gran vitalidad, ya que incrementa la energía, evita la depresión y retrasa el desarrollo de fatiga. Sólo prueba con incorporarlo a tus preparaciones y verás los resultados.

La jalea real con sus propiedades vigorizantes y reconstituyentes, actúa como antioxidante, lo cual significa una verdadera ayuda para los deportistas. El Polen, son una excelente fuente de nutrientes para los deportistas, ya que poseen carbohidratos, aminoácidos, vitaminas del complejo B, A, C y E, y minerales esenciales para el desempeño físico tales como el potasio, calcio, hierro y magnesio.


Publicado en Rutinas de ejercicios por Irma Ocampo

Comentarios

Artículos relacionados: