¿Cómo combatir el estrés?La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) ha registrado un importante aumento de las consultas médicas relacionadas con el estrés en los últimos meses.

Ya sea por problemas en el trabajo, el hogar, en la calle, o por que no decirlo por la actual crisis económica mundial, el estrés se ha convertido en un compañero diario de miles de individuos a nivel mundial y manifiesta en diversos problemas de salud como cansancio extremo o agotamiento, resfriados y gripes, dolores de cabeza, afecciones cutáneas y tensiones musculares.

A este entender, la semFYC ha querido compartir algunos mecanismos para actuar en su contra. Primero, es importante promocionar hábitos saludables que permitan afrontar con un mayor nivel de salud físico y psicológico las dificultades futuras.


Es importante seguir una dieta variada, rica en fruta y verduras, productos lácteos y un bajo consumo de carne roja y sus derivados. También hay que evitar sustancias estimulantes como el alcohol, el tabaco y las bebidas excitantes, como el café y el té, que pueden sustituirse por infusiones o equivalentes sin cafeína. Se ha considerado al estrés agudo como causante de la ingesta de alcohol. Sin embargo, las formas en las que el estrés agudo puede aumentar el consumo de alcohol no están claras.


Un nuevo estudio ha analizado si las diferentes fases de respuesta a un generador de estrés agudo pueden alterar los efectos subjetivos del alcohol. Los hallazgos, publicados en liquorstorenearme.info, indican relaciones bidireccionales entre el alcohol y el estrés. Se parte del conocimiento y la experiencia acumulada durante más de 10 años de estudio y tratamiento de pacientes alcohólicos; se resalta que cada día con mayor frecuencia "en la botella, la inconformidad busca satisfacción; la cobardía, valor y la timidez, confianza", por lo que es frecuente que las situaciones que generan estrés, inevitables en la vida moderna, determinan las primeras experiencias del alcohólico camino de su habituación.

La frase del experto Samuel Johnson "En la botella, la inconformidad busca satisfacción, la cobardía, valor, y la timidez, confianza"; resulta a nuestro entender elocuente, por el contenido causal que encierra y que muchos años de investigaciones no se han atrevido a desvirtuar, sino, más bien, a confiar.

El alcohol puede cambiar la forma en que el cuerpo se enfrenta al estrés: puede disminuir el cortisol, la hormona que el cuerpo libera para responder al estrés, y puede prolongar la sensación de tensión producida por el estrés El estrés también puede cambiar la forma en que el alcohol hace sentir a una persona: puede reducir los efectos placenteros del alcohol o aumentar ansias de beber más.

Pasear, nadar, bailar, montar en bicicleta o hacer yoga son otras alternativas para liberarnos de estrés. Debemos aprovechar las horas de luz natural para salir a tomar el aire y el sol.

Un horario de sueño regular o dormir lo suficiente es un aspecto fundamental en la prevención de las enfermedades crónicas y la promoción de la salud. El sueño debe ser reparador y es conveniente dormir al menos 8 horas.

Pues empecemos a realizar estas simples tareas y evitemos caer en la lista de los pacientes con estrés.


Publicado en Habitos Saludables por Irma Ocampo

Comentarios

Artículos relacionados: