El sol acentúa las manchas de pigmentación que no fueron tan notorias en el invierno, es así que las pecas, lentejas o mapas cromáticos pueden salir a la luz, pero no hay porque alarmarse pues las mejores armas contra ellas con la buena prevención y la protección. Debemos saber que los rayos solares despiertan esas manchitas dormidas, y puede que favorezca a la aparición de otras, debido a los cambios hormonales, a los daños ambientales o a la fotosensibilidad que pueda presentar la piel.



Piel sana


Pues ahora en el verano se debe tomar más que medios para erradicarlas, medios para prevenirlas, pero como se puede hacer esto, es sencillo, si eres propensa a las manchas, lo mejor es utilizar un protector solar con alto SPF y sustancias que eviten el envejecimiento de la piel. Otra gran aliada es la nutricosmética, que te permitirá homogeneizar la textura de la piel, gracias a los antioxidantes y a la protección que le da a la epidermis, para que la piel pueda protegerse de las agresiones de todos los días.


Publicado en Piel Sana por Carla Tunqui

Comentarios

Artículos relacionados: