Con la llegada del verano y en plena operación bikini seguro que una de las metas que te has propuesto es adelgazar barriga.



Ponte en marcha y aprovecha el buen tiempo para practicar alguna actividad aeróbica, como montar en bicicleta, nadar, correr o patinar. Estos deportes son algunos de los que resultan más efectivos a la hora de quemar calorías y conseguir que tu organismo "tire" de sus reservas (las grasas). Hazlo 2 -3 veces por semana y completa tu plan de puesta a punto con algunos ejercicios específicos para bajar barriga. Sentadillas y abdominales son los mejores porque hacen trabajar duro a los músculos del abdomen y te ayudarán a que, no solo pierdas grasas, sino a que tu vientre esté tonificado y puedas presumir de silueta.


La dieta es el otro pilar básico para que tu plan de buenos resultados. Perder peso nunca puede significar nutrirse mal y poner en riesgo tu salud. Infórmate sobre los distintos métodos de adelgazamiento a tu alcance entre los que, últimamente, ha cobrado protagonismo la conocida como paleodieta ¿la conoces?


Su nombre hace referencia a la manera de alimentarse de nuestros antepasados en el Paleolítico, en donde parece ser que el sobrepeso no era un problema. Seguramente una mayor actividad física (pocos ordenadores y vida sedentaria habría entonces) y una alimentación más natural eran las claves de la vida humana hace millones de años.


Si además quieres no solo bajar unos kilos sino regular el funcionamiento de tu organismo para alcanzar tu equilibrio interior, descubre lo que puede hacer por ti la medicina autoreguladora, la que aúna lo mejor de la homeopatía y de la medicina tradicional, una opción a tener en cuenta si lo que necesitas es cambiar tus hábitos para dejar de tener esa "tendencia a engordar" que tanto te preocupa.


Publicado en Dietas por Javier Colomina

Comentarios

Artículos relacionados: