Las enfermedades relacionadas con el corazón con múltiples y también, evitables. Es una de las principales causas de mortalidad del mundo, por detrás de cáncer y el sida. Ya que, por lo general, no se producen síntomas hasta que ya es demasiado tarde.



Las claves para mantener un corazón en buena forma son pocas y muy fáciles de conseguir:


  • Practicar ejercicio a diario: Un estilo de vida físicamente activo se asocia a una reducción en la frecuencia y la mortalidad por problemas cardiovasculares. Al ser más activo, tu corazón se libra de las principales enfermedades cardiorespiratorias como son el sobrepeso, la hipertensión arterial, la diabetes y la hipercolesterolemia, disminuye la aparición de angina de pecho e infarto de miocardio.


  • Seguir una dieta sana y equilibrada: mantener una dieta saludable te evita de los principales problemas asociados al corazón como son el colesterol alto, la hipertensión y el sobrepeso. Los hábitos sanos para el corazón limitan el uso de sal y alcohol. Una dieta sana y equilibrada que debes consumir debe incluir frutas, verduras, carnes magras y pescados. Reduciendo el consumo de grasa (sobre todo grasas saturadas) y colesterol (carnes rojas, leche entera, algunos quesos, huevos y postres con demasiadas grasas) priorizando el consumo de grasas provenientes del aceite de oliva, frutos secos y pescados azules. El aporte de Fibra también es muy importante.


  • Dejar de fumar: Este es uno de los principales problemas asociados a las enfermedades del corazón especialmente trombosis, y provoca la reducción del calibre de las arterias coronarias que reducen el riego al corazón.


  • Mantener un peso óptimo: La obesidad agrava los problemas cardiovasculares por el esfuerzo al que se somete al corazón, lo que provoca hipertensión, cardiopatía coronaria, accidentes cerebrovasculares, diabetes tipo 2, a parte de otras enfermedades relacionadas con los problemas pulmonares y osteoarticulares. El 40% de los problemas cardiovasculares se asocian a un índice de masa corporal alto, superior al 30. Por eso resulta práctico calcular tu IMC. Aquí te explicamos cómo calcular tu IMC.


  • Eliminar el estrés: Como no, el estrés afecta al corazón de forma bastante fuerte. Es mucho más fácil sufrir un ataque al corazón en momentos de estrés, ya que el corazón se acelera y aumenta la presión arterial. Se recomienda practicar formas relajantes de mantener el estrés a raya como el Yoga, paseos relajantes, o cualquier otra forma que tu cuerpo permita relajarse, si es que padeces de estrés a menudo.


El IMC asociado a tu salud


El Índice de Masa Corporal es una estimación de la grasa corporal. Sin embargo, el IMC no mide directamente la grasa corporal, por lo que algunas personas (atletas o embarazadas) pueden tener un índice de masa corporal en la categoría de obesos a pesar de que no tienen exceso de grasa corporal. Pregunta a tu médico antes si es necesario.



Obesidad Tipos y Clasificación:

- Si tu IMC esta entre 30 y 35 - Obesidad grado I
- Si tu IMC esta entre 35 y 40 - Obesidad grado II
- Si tu IMC es más de 40 - Obesidad grado III (Obesidad Mórbida)



Publicado en Habitos Saludables por Rodolfo Blanco

Comentarios

Artículos relacionados: