Página 2 de 3

Dietas de estrellas

Las dietas de las estrellas



Alguna vez te has preguntado que comen las estrellas del mundo del espectáculo para verse así de regios. Pues aquí te alcanzamos algunas de ellas para ver por cual te animarías.

La primera, Dieta de la zona, creada por el Dr. Barry Sears, esta dieta se basa en la regla del 40-30-30, lo que significa componer los menús de cada comida de tal forma que aporten un 40% de hidratos de carbono, un 30% de proteínas y un 30% de grasa. Lo bueno de esta dieta es que aumenta la energía y la resistencia física; pero se adelgaza muy lentamente.

La dieta Montignac, la cual se basa en la combinación de alimentos. Recomienda evitar los azúcares que provocan subidas de glucemia (pan, arroz o azúcar) y no tomar grasas e hidratos en la misma comida, pero las cantidades son libres. Con esta se obtienen resultados rápidos, aunque resulta rígida, pues las combinaciones son limitadas.

La dieta Macrobiótica, desarrollada por George Oshawa, se basa en los principios de la filosofía oriental: el individuo debe vivir en armonía entre el yin y el yang. Y clasifica los alimentos en estas dos categorías. Es rica en cereales integrales y verduras; restringe las legumbres y el pescado. Esta dieta aporta fibra, está libre de grasas saturadas y de colesterol, pero limita el consumo de fruta fresca.

La dieta del Índice Glucémico, creada por el médico David Jenkins, se basa en clasificar los alimentos según su índice glucémico, es decir, el tiempo que tarda en transformarse y llegar a la sangre el azúcar que contienen. Para adelgazar debemos despedirnos de los alimentos con índice alto y comer a voluntad los que lo tengan bajo. La ventaja, controla la cantidad de azúcares en la sangre, por lo que previene problemas cardiovasculares. El problema es que no siempre los alimentos con índice glucémico bajo son los más sanos.

Y por último la dieta del Dr. Perricone, desarrollada por este dermatólogo, tiene como objetivo perder peso, combatir las arrugas y aportar luminosidad. Se basa en el supuesto de que algunos alimentos favorecen la inflamación de la piel y otros no. Hay que evitar el consumo de todos aquellos con un alto contenido en azúcares. Dar prioridad a la ingesta de vegetales verdes y salmón; y se han de tomar multivitamínicos.
Esta dieta aporta ácidos esenciales omega 3 e importantes antioxidantes, pero es poco variada y prohíbe verduras ricas en betacarotenos.

¿Por cuál de estas te animarías? Conoces algunas otras, compártelas por favor.


Alimentos ricos en antioxidantes

Una piel joven y sana



Como sabemos, para poder tener una piel joven necesitamos consumir mayora cantidad de alimentos que contengan antioxidantes, los cuales tienen la función principal de luchar contra los radicales libres, que son los residuos que favorecen el envejecimiento de nuestra piel.

Por suerte, nuestro organismo es capaz de desarrollar por si mismo antioxidantes para contrarrestar los efectos de los radicales libres, pero también es beneficioso que aportemos con nuestra dieta un aporte extra de antioxidantes para rejuvenecer tu piel.

Vitamina C, los cítricos en general, kiwi, fresas, tomates y vegetales frescos.
Vitamina E, frutos secos, aceite de oliva, huevos.
Beta-Carotenos, frutas y verduras en tonos amarillos y naranjas.
Cobre, frutos secos, productos de soja, legumbres.
Flavonoides, cebolla, ajo, té, cerveza, vino, espinacas.
Glutatión, espinacas, ajo, maíz, patatas.
Lipoceno, tomates.
Selenio, levadura de cerveza, germen de trigo, cereales integrales, hígado, cebollas, espárragos.
Zinc, huevos, hígado carnes, levadura de cerveza.

Una dieta rica en antioxidantes nos ayuda a cuidarnos interiormente y mantener un aspecto saludable.


Una guía para una alimentación sana

Una guía para una sana alimentción



Ahora no hay por qué llevar una mala alimentación, aunque te encuentres en un país lejano al tuyo. 'Una alimentación ¡sana para todos!' es el título de la guía elaborada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, dirigida especialmente a inmigrantes con el objetivo de proporcionar la información necesaria para que personas con culturas y orígenes diferentes puedan acceder a una alimentación sana y equilibrada en España.

Roberto Sabrido, presidente de la AESAN, estuvo acompañado por Josep Tur Marí, Margarita Serra Alías, Joy Ngo de la Cruz y Mercé Vidal Ibáñez (especialistas que participaron en la elaboración de la guía), durante su presentación. Mediante esta guía, de la que se han editado 50.000 ejemplares que se distribuirán a través de consulados, ONG y Oficinas Municipales de Información al Consumidor, Sanidad quiere mostrar a los distintos colectivos que viven en nuestro país que es posible seguir una alimentación sana, equilibrada y variada, tanto de comida española como alimentos propios de su cultura.

En la guía se ofrecen tablas de equivalencia de productos alimenticios, con las que se puede adaptar la pirámide de los alimentos a cada cultura. En la guía, podemos ver los equivalentes de un alimento con otro. Una manzana equivale a media papaya o tres dátiles, y una rebanada de pan a media torta de maíz. Una patata se correspondería con un tercio de yuca o, lo que es lo mismo, una panocha de maíz grande. Un plato de pasta puede compararse en calorías y nutrientes a uno de cuscús.

Para llegar a las recomendaciones que cita el libro se ha trabajado con grupos de inmigrantes, lo que ha permitido profundizar en las costumbres culinarias y conocer sus hábitos gastronómicos y saber qué concepto tienen sobre una alimentación sana y equilibrada. El libro incluye, entre otras cosas, recetas, alimentos y cantidades recomendables para cada segmento de edad y sexo, y tabla de equivalencias nutricionales entre alimentos y productos de sus países y de los de España.


El régimen dietético que siguieron las concursantes Nuestra Belleza Latina

La dieta de las concursantes de Nuestra Belleza Latina



José Fernández, el nutricionista de Nuestra Belleza Latina, diseñó una dieta general para las participantes y aquí te da un adelanto de lo que incluye este régimen.

Fernández cuenta que esta dieta es general y le sirve a cualquier persona. “Las chicas están comiendo seis veces al día para acelerar el metabolismo del cuerpo con las comidas, sin el usos de pastillas; esto significa que desde que ellas se levantan comen cada 3 horas: desayuno, almuerzo y cena y entre cada comida comen una merienda”, dice el experto.

A continuación un adelanto de uno de los días de dieta.

Desayuno: 4 claras de huevos con cebolla, tomate y ají verde. Dos tajadas de pan integral.
Merienda: Batido de proteína mezclado con agua.
Almuerzo: Bistec de carne a la plancha y ensalada verde.
Merienda: Barra de proteína o batido.
Cena: Pescado al horno, arvejas guisadas y ensalada fresca.
Merienda: Batido de proteína mezclado con agua.


A probar esta dieta y comprobar sus resultados.





Dieta Medifast

Dieta Madifast



El programa Medifast consta de cinco distintos menús entre los que la persona puede elegir para una semana de dieta. El pago por ellos incluye también una guía nutricional. Las opciones de Medifast incluyen malteadas, sopas, chili, avena, jugos de fruta, tés fríos, bebidas calientes y barras energéticas.

El plan de dieta Medifast para perder peso pone al metabolismo del cuerpo en un estado llamado quetosis. La quetosis se presenta cuando el metabolismo es presionado a trabajar más quemando así sus reservas de grasa, es esta la razón por la que se come tan seguido con este plan.

Este proceso es realizado por nuestro cuerpo cuando dejamos de comer azúcar y alimentos que contienen glucosa. Nuestro hígado es el encargado de almacenar el glucógeno, polisacárido que se encarga de la reserva energética de 48 a 72 horas. Pasado este tiempo el cuerpo busca el glucógeno almacenado en la grasa y esta se queda en la sangre facilitando su eliminación.

"Si el proceso de quenosis se da en corto tiempo puede ser muy peligroso para la salud, pero si es controlado ayuda a bajar de peso como la dieta Atkins, aunque este tipo de dietas no son muy recomendables porque tambipen se quema músculo", comentó la doctora Marisela Delgado.

"Si el sobrepeso pasa más del 20 por ciento, la valoración debe ser hecha por un médico y un nutriólogo. Si el sobrepeso es menor puede controlarse solamente con alimentos. Las malteadas de Medifast, aunque son balanceadas, no pueden suplir una comida completa", añadió Delgado.

¿Qué opina de la dieta? ¿Alguna vez la probaste?


Todo sobre la dieta Pritikin

Dieta PritikinLa dieta Pritikin fue creada por el doctor Nathan Pritikin en los años '80. En sus inicios, esta dieta se prescribía como un medio para tratar enfermedades del corazón; pero al observar que también reducía el peso, fue ganando muchos partidarios.

En el libro ‘The Pritikin Principle, the calorie density solution’ (El principio Pritikin: la solución de la densidad de calorías) se explica la importancia de basar la alimentación en productos naturales, extraídos de la tierra (frutas y verduras) que son los que menor densidad calórico poseen.

La base de este régimen se centra en el poco consumo de materias grasas y en una alimentación rica en carbohidratos complejos y en fibras (frutas, verduras, cereales y legumbres), los cuales son ideales para reducir la tasa de colesterol. No permite las proteínas animales, los huevos, la mayor parte de las grasas ni los alimentos procesados.

El régimen Pritikin es más rico en carbohidratos complejos (75%-80%) y menos rico en lípidos (5%-10%) de lo aconsejado normalmente.

Una de las ventajas de esta dieta es que debido al aporte de fibras y proteínas facilita la sensación de saciedad. Sin embargo, cabe mencionar que al igual que muchos planes alimenticios también presenta algunos inconvenientes como por ejemplo: el aporte de materias grasas es mínimo, los platillos pueden quedar más secos y menos sabrosos, lo que puede llegar a cansar con facilidad. Y debido a la escasez de lípidos, las vitaminas y otros nutrientes no logran una absorción tan eficaz. Además, el régimen Pritikin puede irritar los intestinos por el aporte elevado de fibras.

Como toda dieta, esta debe ser supervisada por un nutriólogo y debe estar equilibrada. Además, esta dieta implica responsabilidad y compromiso, por eso es importante que acudas con el médico para que él te asesore y desarrolle un plan alimenticio que se acople a tus necesidades.


Dos huevos en ayunas para adelgazar

Adelgaza comiendo huevos


Un equipo de la Universidad de Louisiana, Estados Unidos, ha presentado un trabajo, en el cual se afirma que el consumo de dos huevos diarios puede ser útil para adelgazar. Para realizar el trabajo y arribar a esta conclusión, se ha estudiado a más de cien individuos con sobrepeso, a los que sometieron a diversas dietas, entre ellas las de los dos huevos diarios en el desayuno.

Tras dos meses de prueba, el grupo que consiguió una mayor reducción de peso fue el que tomó dos huevos diarios en el desayuno. Esto supondría que la sensación de saciedad que produce el huevo, evitaría el consumir alimentos a lo largo de la mañana. Además, la energía y las proteínas que aportan los huevos permiten sobrellevar mejor ciertos efectos secundarios de algunos regímenes, como mareos, dolores de cabeza y sensación de vacío en el estómago.

A diferencia de lo que muchos piensas, el huevo es la mejor opción para reemplazar harinas a la hora del desayuno, sin mencionar su alto contenido proteico. Incluso, el grupo de personas que lograron adelgazar con esta dieta, no presentaron alteraciones de los lípidos en sangre, no incrementaron el llamado colesterol malo, ni hubo aumento en los valores normales de sus triglicéridos.

No nos queda otra que probar la dieta, a ver si de esta manera desaparecemos esos kilitos que vinieron con la fiestas de fin de año. A comer huevo se ha dicho.


Una alimentación sana sin necesidad de recurrir a dietas

Alimentación sana sin dieta


Antes de alimentarnos es necesario tomar en cuenta algunos consejos que nos pueden ayudar a que nuestra alimentación cumpla bien sus funciones. Recordemos que una alimentación sana es sinónimo de una vida sin complicaciones.


Entonces, cuando ingiera sus comidas, tómese el tiempo necesario para comer y masticar muy bien los alimentos. No se acueste a dormir inmediatamente después de haber cenado. Al cocinar sus alimentos, procure en lo posible no utilizar demasiado aceite, usted puede cocinarlos al vapor, una forma más saludable de conservar los nutrientes.


Cocine los alimentos sin sal, es preferible agréguela al finalizar la cocción y en cantidades moderadas; puede condimentar las preparaciones con hierbas aromáticas como perejil, estragón, tomillo, laurel, pimienta o ajo para realzar el sabor de sus comidas. Evite consumir infusiones inmediatamente después de comer. Espere por lo menos una hora.


Elija en lo particular pollo sin piel, pescado o pavo, y busque cortes magros de carnes rojas. No se olvide de consumir dos raciones de frutas y tres de verduras al día, para obtener la cantidad adecuada de fibra, vitaminas y minerales.


Alimentación sana sin dieta


A la hora de elegir los cereales, prefiera cereales integrales y pan integral para mayor consumo de fibra y saciedad, como así también aumente el consumo de legumbres como lentejas, porotos, garbanzos, habas y soja, que además son buena fuente de proteínas vegetales.


Beba al menos 2 litros de líquidos diarios, preferentemente agua. Y en sus momentos de ansiedad, reemplace una comida por otra actividad (pintar, escribir, leer, etc).


Alimentación sana sin dietas