Página 3 de 16

Para pieles resecas y dañadas el sérum es una gran solución

Para pieles resecas y dañadas ya se tiene la solución, el sérum es un auténtico elixir de belleza que mima, desintoxica y devuelve el resplandor a la piel. Cuenta con una altísima concentración de activos, actúa en las capas más profundas. Su textura superligera se absorbe al instante y unas pocas gotas son suficientes para reparar la piel más deteriorada, calmar la más irritada y reparar aquella que está más estropeada.



Este producto constituye el tratamiento ideal de belleza para utilizarlo a partir de los 30, edad en que la piel deja de conformarse con una simple hidratación y empieza a solicitar ayuda de verdad, sin que todavía sea el momento de recurrir a una crema antiedad. El sérum o suero nunca sustituye a la crema hidratante que habrá que aplicar a continuación, aunque sí es capaz de rellenar arrugas, vencer la flacidez, despigmentar las zonas manchadas y potenciar el efecto de las cremas que se aplican sobre él. Existen serums para cualquier tipo de necesidad, también para el contorno de los ojos y para el cabello.



El sérum se puede aplicar por el día y por la noche antes de la crema habitual. Tras limpiar la piel en profundidad, se distribuyen unas cuantas gotas del producto, masajeando rostro, cuello y escote. Si sólo se aplica en una ocasión es mejor hacerlo por la noche cuando la piel acelera su proceso de renovación celular.



En todas las firmas importantes de belleza, desde las más exclusivas a las más populares podrán encontrar serums de belleza. Porque si en un principio fueron creados como tratamiento de choque para ocasiones especiales se han convertido en una rutina de belleza diaria.


El Tratamiento Thermage y dónde podemos realizarlo

Así queramos evitarlo, pero la Ley de la Gravedad y el paso del tiempo hacen notar sus efectos en nuestra piel, por lo que nuestra reacción suele ser de inevitable preocupación, considerando que las arrugas y flacidez no son tan sencillas de limpiar como cuando nos manchamos la blusa. El asunto es algo más complicado que eso y pasa principalmente por la disminución natural del colágeno que todos sufrimos en determinada época de nuestras vidas.



Pero debemos saber que estas cosas no son imposible de tratar y cuidar, por fortuna tenemos al alcance de nuestra mano una variedad de alternativas para devolverle la anhelada suavidad juvenil a la piel (aunque no sea al 100%, por lo menos en un gran porcentaje). Y una de las opciones más recomendadas y en boga por estos días es el tratamiento Thermage.


El tratamiento Thermage consiste en la estimulación de las capas profundas de la piel a través de radiofrecuencias (ondas de calor) distribuidas en diferentes zonas como la frente, el contorno de ojos, el cuello, etc., en una sesión que tienen un promedio de 20 minutos a 2 horas. A través del calor emitido por dichas radiofrecuencias no solo se restaura el colágeno en las capas profundas de la piel, sino que también estimula una mayor producción de este elemento.



Lo mejor de todo es que este tipo de tratamiento no es invasivo y basta con una sesión para empezar a ver los resultados que, por cierto, suelen tener una considerable duración. Claro está que sus efectos se harán más visibles mientras las pacientes sean más jóvenes (mujeres de 35 a 60 años), llegando incluso a continuar varios años, según sea la condición de la piel y el proceso de envejecimiento de cada persona.


Por otro lado, los efectos secundarios que presenta el Thermage son mínimos como enrojecimiento, inflamación, pequeñas ampollas y en ocasiones muy raras algunas irregularidades en la piel. Pero como el tratamiento ha sido aprobado por la FDA (la entidad de Administración de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos), no hay peligro de que cause serios estragos mientras sea practicado en centros especializados, como clínicas estéticas con certificación autorizada.


Esta última recomendación es bastante importante y se debe tener en cuenta en cualquier procedimiento estético y médico al que decidamos someternos. Lo mejor siempre será indagar en el Colegio Médico de nuestra jurisdicción si el especialista en el que hemos decidido confiar cuenta con licencia para ejercer. De lo contrario podríamos estar en serio peligro de producir daños irreversibles a nuestra belleza y salud, tanto física como mental. Debemos tomar muy en cuenta que más vale prevenir que lamentar.


Blogy Belleza les desea un Feliz Año 2011!!!



El 2010 está llegando a su final, y un nuevo año se asoma y se va asentando poco a poco en nuestros calendarios. Los últimos doce meses han sido muy importantes para nosotros, con mucho esfuerzo y dedicación hemos logrado ofrecer a nuestros lectores, las últimas noticias sobre los temas que más os interesaban. Somos un tanto diferentes a como éramos al iniciar este 2010, hemos ido aprendiendo en el camino, cometiendo algunos errores, pero con la misma gran disposición de serviros que nos caracteriza.


Todas y cada una de las personas que formamos parte del equipo de Blogys.net queremos dar las gracias a nuestros lectores, a cada una de las personas que día a día nos visitan y nos brindan esas ganas de seguir trabajando por mejorar. En estas líneas queremos expresarles nuestros mejores deseos para este 2011, que el año que os toque vivir este colmado de sueños y retos, que vuestras fuerzas no decaigan y que cada día llegue cargado de nuevas esperanzas.


¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!


Exfoliante para la piel y champú en seco para el cabello con avena

Sabemos que la avena es un producto bastante alimenticio tiene propiedades no sólo curativas (según investigaciones realizadas reduce el riesgo de enfermedades cardíacas al bajar el colesterol malo o LDL, disminuye el azúcar en la sangre, combate el estreñimiento por la cantidad de fibra que contiene, entre otros) sino que también nos ayuda a tener una piel más suave y tersa y un cabello radiante.



Su harina se puede utiliza principalmente para la elaboración de mascarillas y limpiadores para pieles grasientas, ya que ésta tiene la facilidad de absorber la grasa. Se utiliza también, como exfoliante y fricciones cuando uno se baña y para nutrir el cabello.


Aquí les presentamos unas recetas que ayudan a la belleza natural para lo cual la avena es el ingrediente principal.


Baño de avena para exfoliar la piel
Ingredientes:


  • 1 taza de hojuelas de avena
  • 1 cucharada de aceite perfumado de rosas o lavanda

Preparación y aplicación:
Molemos la avena en una batidora, colocamos en una bolsa de estopilla, añadimos el aceite perfumado y suspendemos la bolsa bajo el agua corriente mientras llena la bañera.


Este baño no sólo resulta calmante, sino que también puede usar la bolsa de avena como toalla para exfoliar la piel.



Champú de avena en seco
Ingredientes:


  • 1 taza de hojuelas de avena
  • 1 taza de bicarbonato de sodio

Preparación y aplicación:
Molemos las hojuelas de avena en la batidora hasta lograr un polvo fino. Luego le añadimos bicarbonato de sodio y mezclamos bien.


Frotamos un poco de la mezcla en el cabello y dejamos un par de minuto para que absorba los aceites. luego cepillamos o sacudimos nuestro cabello (de preferencia sobre una toalla o bolsa para no esparcirla).


Esta mezcla de champú seco también es ideal para limpiar el cabello de personas postradas en cama que no pueden tomar una ducha o entrar en la bañera.


Más recetas que la avena nos brinda para los cuidados de la piel

Sabemos que la avena es un producto bastante alimenticio, tiene propiedades no sólo curativas (según investigaciones realizadas reduce el riesgo de enfermedades cardíacas al bajar el colesterol malo o LDL, disminuye el azúcar en la sangre, combate el estreñimiento por la fibra que contiene, entre otros) sino que también nos ayuda a tener una piel más suave y tersa.



Su harina se utiliza principalmente para la elaboración de mascarillas y limpiadores para pieles grasientas, ya que ésta tiene la facilidad de absorber la grasa. Se utiliza, también, para baños y fricciones.


Aquí les presentamos unos remedios caseros para lograr una belleza natural, en las cuales la avena es el ingrediente principal.


1. Mascarilla facial para piel grasosa


Ingredientes:


  • 1/2 taza de agua caliente
  • 1/3 de hojuelas de avena.
  • 2 cucharadas de yogurt natural
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 clara de huevo

Preparación y aplicación:


Mezclamos las hojuelas de avena y el agua caliente. Dejamos reposar durante 3 minutos y le añadimos el yogurt, la miel y la clara de huevo. Debemos mezclarla hasta lograr una masa homogénea.


Aplicar una capa delgada en la cara y dejar puesta por 15 minutos; luego debemos enjuagar con agua tibia.



2. Crema para blanquear la piel


Ingredientes:


  • 3 cucharadas de avena molida
  • 1 limón

Preparación y aplicación


Para este tratamiento mezclamos la avena molida y el jugo del limón hasta conseguir una pasta. Si siente que la pasta esta muy compacta puede verter un poco de agua. Aplicamos esta preparación con una brocha en el área que se desee blanquear, la dejamos puesta durante 20 minutos.


Enjuagar con agua fría, realizar esto 2 veces por semana, de preferencia por las noches antes de acostarse.


Una receta cacera para cuidar la piel con avena

Muchos sabemos que la avena es un cereal que contiene bastantes nutrientes, que tiene espigas largas, que al madurar se inclinan hacia abajo. Las vainas de las semillas son más largas que las flores, que cuando se consume más que todo en el desayuno, nos ayuda a la buena digestión por la gran cantidad de fibra que contiene, pero también este producto nos ayuda a tener una buena piel.


tratamiento con avena


La avena, al contrario del trigo y la cebada, sí conserva sus capas de salvado y germen (donde se encuentra sus nutrientes) luego de ser procesada.


La avena cuenta con propiedades no sólo curativas (según investigaciones realizadas, por la fibra que contiene reduce el riesgo de enfermedades cardíacas al bajar el colesterol malo o LDL, disminuye el azúcar en la sangre, combate el estreñimiento, entre otros) sino que también ayuda a la piel haciéndola ver más suave y tersa.


Evitar las estrías con avena


A nadie gustan estas molestas estrías


Su harina se emplea principalmente para la elaboración de mascarillas y limpiadores para pieles grasientas, porque ésta puede absorber fácilmente la grasa. Se utiliza, también, para baños y fricciones.


A continuación les presentamos unas recetas de belleza natural en las cuales la avena es el principal ingrediente.


Crema de avena con aguacate para las estrías
Ingredientes:


  • 1/2 aguacate o palta (su pulpa)
  • 2 cucharadas de arcilla,
  • 2 cucharadas de harina de avena
  • 1 cucharadita de aceite de germen de trigo

Preparación y aplicación:
Mezclamos bien todos los ingredientes hasta formar una crema. Luego, aplicamos en las zonas deseadas y dejamos por unos minutos, retiramos con agua fría o tibia. Debemos realizar esta operación por lo menos 4 veces por semana.


Esta crema casera es preventiva. Es decir, en los casos de mujeres embarazadas se debe aplicar en las zonas donde puede aparecer estrías con lo cual se ayudará a evitarlas.


Es cierto, las manchas en la piel son un fastidio

Uno de los primeros causantes de las manchas y que en ocasiones se puede convertir en un problema serio, es el sol, es de quien más debemos cuidarnos, pero esas antiestéticas manchas ya se pueden combatir, tenemos las mejores soluciones anti-manchas, algunas manchas que nos salen en la cara también son causadas por factores climáticos, hormonales o farmacológicos, las podemos combatir de la forma más rápida y eficaz. Elige el tratamiento que mejor se adapte a ti.


Cremas anti-manchas


Tratamiento mediante cremas Anti-Manchas: Age Re perfect Pro calcium, de L´Oreal, es un concentrado anti-manchas que acaba con las manchas y reduce la aparición de la melanina. La podemos utilizar a diario sobre todo el rostro y el escote, zona particularmente sensible y expuesta.

Even Better, de Clinique, es una nueva base de maquillaje anti-manchas que ayuda a conseguir un tono uniforme en la piel de nuestro rostro. Las manchas se irán reduciendo progresivamente, con resultados visibles en 4 semanas.

Novadiol, de Vichy, tratamiento que controla la melanina y corrige las manchas. Contiene filtros SPF 15 - UVA ultra, que previene la aparición de nuevas incorrecciones.


Piel sin manchas


Los otros tipos de tratamiento son los conocidos de siempre y que en casos son permanentes, como es: El tratamiento mediante peeling, consiste en un intenso exfoliante cutáneo, con cremas y tratantes con ácidos hidróxidos y vitaminas, esto con el propósito de renovar la queratina de la piel, de esta forma y gracias a que se produce un colágeno nuevo en la piel, desaparecen las manchas.


El tratamiento mediante Láser, se realiza mediante luz pulsada intensa (IPL) que incide directamente en la piel y da resultados definitivos, este es un método eficaz, no invasivo y sin dolor.


Tratamiento en Cabina, Es una de las mejores maneras de despigmentar la piel, es un aparato que combina diversas técnicas la cromoterapia e infrarrojos que penetran directamente en la piel y la dejan libre de impurezas.


El regalo perfecto para esta Navidad nos lo trae OLAY

El regalo perfecto para esta Navidad nos lo trae OLAY


OLAY ha creado un cofre de lujo diseñado especialmente para regalar estas Navidades y comenzar el año con un rostro radiante. Y ya que se acercan las navidades deberías conocer algunas frases navideñas para enviar a tus amigos y/o familiares. O para adjuntar con este estuche regalo una frase célebre de navidad, quedarán sorprendidos y encantados.


El pack está compuesto por 3 productos de la gama Regenerist, una crema, un serum y toallitas limpiadoras exfoliantes.


La crema, gracias a sus ingredientes a base del complejo de amino-péptidos de OLAY y ácido hialurónico, renuevan la piel recuperando su firmeza.


El Serum, con alta concentración de penta-péptidos de OLAY, actúa específicamente en rostro, cuello y escote.


Las Toallitas Limpiadoras Exfoliantes, que dejan la piel limpia y sin resecarla, para una buena hidratación.


El cofre está de venta exclusiva en los centros El Corte Inglés a un precio recomendado de 59 euros.